Hay tres grupos diferentes que quieren extorsionar a la industria de patentes a cambio de protección. Se trata del sistema de patentes, las empresas cuyo modelo de negocios son los pleitos y no en la fabricación de productos, y las grandes corporaciones.
La mafia de las patentes extorsiona cuotas de protección de una manera que tiene parecidos asombrosos con la extorsión a cambio de protección en el sentido real. Cuando una banda criminal quiere extorsionar dinero del dueño de un restaurante, manda a alguien que le explica la "necesidad" de estar protegido. Si éste no entiende el mensaje, mandan un par de criminales a demoler el restaurante y así demostrar que el dueño del restaurante tiene que aceptar la oferta. No hay nada de malo en adquirir servicios de protección, pero es vergonzoso, que alguien cree un problema, sólo para después vender la "solución".

Algunos agentes de patentes afirman que las empresas deberían invertir cierta parte de sus recursos, por ejemplo el 10% de sus ganancias, en la protección de patentes. Lo que no dicen, es que la mejor alternativa sería eliminar por completo la necesidad de estos costos. El sistema de patentes puede resultar aceptable en pocos casos, pero no tiene sentido ampliarlo al campo de software, porque éste ya se encuentra muy bien protegido por los derechos de autor. Y con seguridad el mundo no necesita las millones de patentes que están vigentes hoy en día. Menos sería más.

"Oracle está obligado a invertir una parte considerable de sus recursos financieros, en protección de patentes de sus bienes, en vez de aprovechar estos recursos para nuevas innovaciones y la expansión de sus productos de software de computador."
Oracle Corporation Patent Policy
A expensas del resto de la economía algunas empresas han convertido la introducción de patentes en su prioritario y hasta exclusivo campo de negocios. En otras palabras: En vez de productos fabrican procesos de patentes. Eolas saltó a las primeras páginas, con la primera sentencia que le otorgó a la empresa unipersonal mas o menos 500 millones de euros. Existen otra clase de benficiarios de patentes: Las empresas que todavía conservan unas cuantas patentes de un glorioso pasado. Un ejemplo famoso es Unisys, que fue una empresa de computadores muy significativa, pero perdió importancia. Su departamento jurídico, que tenía patentes relacionadas con las populares formatos de archivos gráficos GIF, fue más exitoso en la generación de nuevos negocios, que el departamento de ventas.

El hecho de que exista una tendencia de industrialización de la extorsión de patentes, es un motivo para serias preocupaciones. El mundo posee dos empresas cotizadas en bolsa, Acacia y Forgent, cada una con varios millones de euros en el banco, que obtienen la mayor parte de sus ganancias de la imposición de patentes. Acacia no hace otra cosa que comprar patentes y comercializarlas. Forgent tiene incluso un pequeño negocio de publicación de software, pero el 90% de sus ingresos vienen del negocio de patentes. La patentes más importante de Forgent tiene que ver con una técnica, que se utiliza relacionada con los formatos de archivos gráficos JPG.

Intel´s [presidente del consejo de administración] se mofa de esos propietarios de patentes, por mostrar poco interés en la fabricación de productos y tener más intenciones de cobrar cuotas de licencias a otros. "Los llamamos gnomos", dice.
The Washington Post
Estas empresas no sólo utilizan las patentes en contra de los productores de software, sino también en contra de los usuarios de software. Por ejemplo, Acacia empezó una iniciativa de pedirle 5000 dólares a las instituciones educativas por ofrecer cursos a distancia por medio de videos a través de la internet.

El concepto no tendría nada de malo, si las empresas en cuestión fueran innovadoras significativas y le ahorrarían a otros el invento de la rueda. Desafortunadamente este no es el caso. La razón por la cual las empresas podrían estar obligadas a pagar dinero a estos beneficiarios y extorsionistas, es simplemente que éstos registraron una idea antes. El valor de una patente es más alto, cuando se puede entender muy ampliamente. Pero cuando es tan amplio no debería recibir nunca protección de patentes. Las reglas del juego son, que los agentes de patentes redactan largas descripciones de ideas simples, de manera que cosas amplias y triviales les parecen impresionantes a los examinadores de patentes. Algunas patentes consisten de una docena o más páginas, pero pueden pueden ser infringidas por un sólo código de programa.

Haga click acá para leer porqué las patentes de software representan considerables riesgos para inversiones