Las patentes de software perjudicarían la mayoría de nosotros. Incluso a algunos de los que hoy en día exigen o defienden las patentes de software, lo lametarían en el futuro. Pero entonces ya sería demasiado tarde.
Las patentes convierten la publicación de software en el privilegio de algunos pocos. Desde luego cualquiera puede seguir desarrollando software, pero en un mundo con innumerables patentes de software, únicamente las grandes corporaciones disponen del presupuesto necesario para enfrentar costos adicionales y riesgos jurídicos. Pero también éstas adoptarán una visión negativa con respecto a las patentes de software, si el furor de la inflación de las patentes continúa.

El problema más grande es que las patentes son válidas por 20 años. En industrias de desarrollo lento, esto puede ser aceptable, pero para el software significa que todo lo que en los tiempos del Commodore 64 era considerado un invento revolucionario, hoy todavía tiene protección de patentes. Ni siquiera los visionarios más destacados del sector de procesos electrónicos de datos han podido predecir los próximos 20 años, ya que un lapso de dos años es un desafío considerable en el mercado del software. No obstante, la "mafia de las patentes" afirma que los inspectores de patentes son capaces de decidir hoy, cuales conceptos de software deben ser monopolizados por los próximos 20 años. Una sobrevaloración de este tipo es al mismo tiempo irrisoria y angustiosa.

"Si la gente hubiera entendido de qué manera se concederían las patentes cuando la mayoría de las ideas que existen hoy fueron inventadas y las hubieran patentado en ese momento, hoy en día nuestro sector estaría estancado."
Bill Gates (1991)
Algunas de las grandes corporaciones quieren emplear las patentes de software en contra de competidores más pequeños y software de código abierto. Como consecuencia todo el mercado de software se volvería menos competitivo. A raíz de esto un cartel de "superpotencias de software" tomaría el control sobre los segmentos más importantes del negocio de software. Cualquiera sabe: Si en el mercado hay menos competencia, el precio sube y la calidad baja. La innovación se reduciría y como predijo Bill Gates alguna vez, el sector de procesos electrónicos de datos se estancaría.

El software es una tecnología clave, importante para cualquier empresa, cualquier administración pública y cualquier hogar. Por esto, todo lo que haga enfermar al sector de software, afecta a todo el organismo, a todos los aspectos de la economía y la sociedad.

Haga click aquí para leer porqué las patentes son una amenaza para Linux y otros software libres