Contrario a lo que dicen quienes están a favor de las patentes de software, la legalización de las patentes de software representaría una desventaja para las empresas europeas de software con respecto a otras regiones del mundo.
Es un punto muy débil sostener que la industria de software de la UE estaría en una posición de desventaja si el software fuera patentable en los Estados Unidos pero no en la UE. Si las empresas europeas desean sacar patentes de software en los EE.UU., pueden hacerlo cuando quieran. La posibilidad de hacerlo no tiene nada que ver con la patentabilidad o la no-patentabilidad en la UE. Asimismo, las empresas americanas pueden sacar patentes en Europa, lo han hecho, y lo siguen haciendo.

La mayoría de las patentes europeas de software ya pertenecen a titulares de fuera de la UE. Antes de que la mayoría de las empresas europeas lograra obtener patentes, muchas empresas americanas y asiáticas estarían haciendo cumplir algunas de las innumerables patentes europeas de software que les pertenecen. Debido a que casi todas las grandes empresas de software del mundo son norteamericanas, ellas en realidad se beneficiarían más que nadie de cualquier ampliación de la patentabilidad de software en la UE. Utilizarían las patentes en contra de sus contrapartes europeas, las cuales tienden a ser las PYME.

"Muy pocas empresas europeas se han preparado para las consecuencias de un régimen de patentes de software. Esto plantea la pregunta de cómo interactúa la implementación de la patente europea de software con una estrategia europea basada en el uso generalizado de las tecnologías de información y de comunicaciones".
PriceWaterhouseCoopers
En términos generales, seguir ciegamente lo que se hace en los Estados Unidos no es conveniente para Europa. Tiene sentido aprender de los EE.UU., cuando los norteamericanos son más avanzados y han tenido más éxito. Sin embargo, es obvio que las patentes de software han fracasado, algo que se están dando cuenta hasta los norteamericanos mismos cada día más. Sería cometer un error muy grande si la UE permitiera oficialmente las patentes de software después de que la Comisión Federal de Comercio de los EE.UU. ha expresado sus inquietudes con respecto a las implicaciones negativas de las mismas.

La oportunidad verdadera consiste en no permitir las patentes de software. Así se protegería la industria europea de software contra sus competidores americanos irrefrenables. Se evitaría la pérdida a los países asiáticos de algunas de las posibilidades para Europa, como el software libre. La economía de Europa debería ahorrar los costos de los litigios improductivos sobre las patentes y crear un ambiente más apropiado para las inversiones, eliminando el riesgo con respecto a las patentes. Un mercado de software más competitivo en Europa resultaría en precios más bajos y niveles de innovación más altos, lo que representaría una ventaja competitiva para las otras industrias europeas, mucho más allá de las tecnologías informáticas y de software.

Haga clic aquí para leer sobre la mentira que dice que las patentes sólo podían ser otorgadas a grandes inventos